menu Menú
Crónicas de un Asperger
1 - En medio de dos mundos
Publicado en 18 noviembre, 2018
Anterior Soy Asperger, no un bicho raro, y mi lucha es titánica Siguiente

Es difícil estar en medio de dos mundos.

No tienes Autismo de Kanner (el que aparece frecuentemente en las películas), con lo cual la gente no te suele tomar en serio.

Desde médicos que aseguran no conocer tu transtorno a gente de tu entorno que te dice que eso son invenciones de la industria para vender más medicamentos ya que ellos te han visto siempre bien y muy sano (¿?)

Por otro lado tampoco eres un neurotípico al 100% y eres consciente de ello.

Y ahí está el tema. Que eres consciente de tu diferencia.

Y aunque las frases positivas de Paulo Coelho y sucedáneos inunden las redes y nos digan que las diferencias son estupendas y que nos hacen mejores como sociedad… lo cierto es que lo que vive alguien ‘distinto’ en el día a día dista mucho de esa sociedad abierta y tolerante que se supone todos buscamos.

Si hubiera nacido con autismo de Kanner, viviría en mi mundo (sí, sé que eso no es precisamente bueno, pero ya me entendeis) y por ello no me importaría lo que los demás pensasen, como me mirase la gente, lo que dijera la gente… simplemente viviría mi vida, porque no me daría cuenta.

Si hubiera nacido como un neurotípico común, al viajar (por ejemplo) en un tren solo me importarían cosas como saber si encontraré asiento y si alguien me mirase pensaría que es porque igual le gusto.

Pero he nacido Asperger. Y cuando al fin subo al tren (a veces tras tener que dejar pasar 1 o 2 porque van demasiado llenos y me agobio muchísimo con las aglomeraciones) soy consciente que si alguien me mira es porque desentono como un garbanzo en medio de un saco de arroz.

Y sí, he intentado ‘actuar más normal’ como me aconsejan algunos, pero como le pasa a un chico homosexual cuando tiene pluma, que se le nota a 3km que es homosexual, pues en mi caso es lo mismo.

No se puede ocultar. La gente ve que tengo la mirada ausente, que me muevo de forma rígida, que si me dicen algo miro a todas partes menos a los ojos… y puf! estigmatizado

Este mismo comportamiento ‘raro’ hizo que en mi viaje a Ámsterdam, el personal del aeropuerto empezara a sobarme por todas partes y a registrar minuciosamente mi equipaje mientras que mi amiga pasó sin problemas.

¿Tendría que haberles dicho que tengo Autismo? ¿Tengo que ir con un cartel enorme que indique a la gente que soy diferente para que no me observen como a un extraterrestre? ¿O causaría eso el efecto contrario y la gente me vería aún mas raro?

A veces pienso que soy un extraterrestre con una ‘carcasa’ humana a quien sus compañeros se olvidaron un día en este planeta.

En fin. Ya vendrán a buscarme jajaja

Sigamos.

asperger diferencia


Anterior Siguiente

keyboard_arrow_up