EMPEZAR ILUSIONA

Quien dijo que los sordos no

Graciela Rascón compartió con nosotros una gran historia íntima.

Ella es sordo parlante, perdió la capacidad de oír desde la infancia y con el tiempo aprendió a interactuar con la familia, los amigos, la gente a su alrededor.

Ha sido un gran reto, cuando aprende la lengua de signos, en particular, el lenguaje de signos mexicano se le abre todo un panorama y logra conectar como dice ella para poder aprender a hablar.

Su historia no es fácil de escuchar, es un gran testimonio de la vida, de desarrollo personal y de superación.

Ella logró ser la fundadora de APSOR una fundación que ayuda a las personas sordas para ser que puedan desempeñarse e interactuar en la sociedad.

Gran charla.

Añadir comentario

Deja un comentario

error: Nope